Si visitas una vivienda para comprar, no cometas estos errores

Si visitas una vivienda para comprar, no cometas estos errores

 

¡Bien! Ya tienes programada una nueva visita para visitar este mismo sábado, un chalet en venta en Chiclana que,

por las fotos que has podido ver en internet, parece realmente bonito. Ay, qué bonito hacer estas visitas tan desinteresadas y pasar un ratito

muy a gusto con estos propietarios tan simpáticos y cordales.

¿De verdad crees que lo estás haciendo bien? ¿No sabes que las visitas de venta a las viviendas tienen que ser planificadas y bien

preparadas para que no se te escape ningún detalle y tu compra sea de verdad una compra bien hecha?

Si no sabes de lo que te estoy hablando, es necesario que te digas los 4 errores que cometen la mayoría de compradores

durante las visitas y que, inevitablemente, siempre conducen a un fracaso y algunas veces incluso, a la pérdida de un verdadero chollo.

Hola, soy Fran, y soy Asesor de la inmobiliaria Viviendas en Chiclana.

La visita a una vivienda que quieres comprar, no puedes considerarla solo un momento de relax, porque en esta cita estarás decidiendo

una cosa de incalculable importancia. La compra de una vivienda que quizás te obligará a hipotecarte para el resto de tu vida.

En este video que puedes encontrar en mi canal, te doy algunos consejos que tienes que seguir durante las visitas a un inmueble, pero lo que vamos a

tratar en el video de hoy es algo incluso más importante que tienes que saber si no quieres meter la pata e perjudicar tu compra desde el minuto uno.

Si porque tienes que saber que a las visitas de venta se tiene que ir preparados. Recuérdate lo que dijo Abraham Lincoln en una ocasión:

“Dame 6 horas para cortar un árbol y pasaré 4 afilando el hacha”? En tu preparación a las visitas deberás saber muy bien que tienes que decir y,

sobre todo, lo que no tiene que decir en ningún momento para evitar estropearlo todo. Propio para ayudarte a afilar el hacha

que llevarás a la visita de venta, y naturalmente lo del hacha solo es una metáfora, en este video te revelaré las 4 frases que nunca, digo nunca deberán

de salir de tu boca si quieres terminar tu visita como una verdadera ganadora.

 

Frase prohibida nº 1: Me encanta, que bonita, esta casa es una maravilla.

No te muestre demasiado contenta de lo que estás viendo cuando visitas una casa. Tienes que saber que a tu lado está un

vendedor que te está escuchando en todos momentos y a lo mejor, incluso no está muy convencido en vender su casa,

quizás porque tiene algunas alternativas y puede no venderla o a lo mejor porque está muy a gusto propio

con los detalles que en ese momento estás elogiando. Así que, tu comportamiento tiene que ser normal, nada de euforia y examina

todo atentamente siendo incluso “levemente” critico sobre los detalles que ves que no

están bien de la casa. Y digo “levemente” en el sentido que en ningún momento deberás de ser ofensivo. Pero si hazle notar a la

propietaria que has detectado algunos desperfectos de la casa, si de verdad existen. Incluso no vendría mal decir al propietario

que en tu cabeza están otras viviendas que ya has visto y quieres considerar antes de tomar una decisión final.

 

Frase prohibida nº2: ¿Que barata es esta casa no?

Nunca digas que la casa te parece barata. Esto duele a cualquiera este vendiendo su casa. Porque así le estarás diciendo que se ha equivocado en poner el precio.

Y está claro que, a nadie le gusta perder dinero vendiendo su patrimonio que tanto esfuerzo le ha costado conseguir. Así que, si no quieres mandar por el aire tu compra,

cancela esta frase de tu vocabulario.

 

Frase prohibida nº 3: La casa es perfecta, quiero hacer una propuesta de compra ya.

No te precipites. Haz las cosas razonándolas. Diciendo que ya quieres comprar estarás llevando el peso de la balanza de la negociación

a favor de la otra parte en este juego de equilibrios que es una negociación. Las cosas tienes que decirlas poco a poco,

dejando el tiempo que sea necesario para avanzar una propuesta formal cuando sea el momento.

 

Frase prohibida nº 4: Tengo mucha prisa en comprar.

Demostrar de ser en una condición de debilidad es muy negativo para tu negociación. Te pone en una condición de desventaja

que seguramente el vendedor podrás utilizar a su favor, y así aprovecharse de ella en esta fase tan importante.

Al contrario, tu posición tiene que ser de gran estabilidad y control, cosa que

te pondrá en una condición de ventaja en la negociación. Olvidada de estos cuatros frases tabú,

y te aseguro que habrás afilado el hacha más potente que exista y que usarás a tu favor durante una cita de venta a la casaque te gustaría comprar.

 

Espero que este video te haya gustado y que te sirva para sacar el mejor precio y concluir favorablemente la visita a la casa que te gusta. Suscríbete a mi canal aquí

abajo y dale clic a la campanita para recibir una notificación cada vez que subamos un nuevo video. Y dale a me gusta si te ha parecido útil este video.

 

Hasta pronto desde Chiclana de la Frontera.