Consejos para alquilar tu vivienda, 4º parte

Firmado el contrato y reconocidas todas las cláusulas correspondiente, tendremos que establecer qué hacer con los suministros de la vivienda, agua y electricidad básicamente. Habrá sobre todo que establecer como abonarlos a la compañía suministradora. Por esto, existen tres vías posibles.

SOLUCIÓN A, ABONAR LAS FACTURAS AL PROPIETARIO DIRECTAMENTE:

La primera vía sería abonar todos los meses lo que hemos consumido directamente entregando las cantidades al propietario. Este mismo nos enseñará las facturas que ha pagado para que le reconozcamos el importe de las mismas. Se trata de una solución un poco incomoda quedar cada mes para intercambiar facturas y dinero. Aun así, hay gente que lo hace desde bastante tiempo y no tiene ningún problema. Se trata que decidas si es una opción asumible para ti o no.

Cobrar en efectivo los gastos de suministro es una opción difícil de llevar a cabo porque 

 

 

SOLUCIÓN B, CAMBIAR NÚMERO DE CUENTA BANCARIA:

La segunda posibilidad será cambiar únicamente el sujeto obligado al pago de las cuotas. Me refiero con esto que es posible cambiar únicamente el número de cuenta bancaria. En el contrato de suministros aportaremos el que nos facilite el inquilino. El contrato se mantendrá a nuestro nombre pero el sujeto obligado al pago será el inquilino directamente desde su cuenta. En esto hay que tener mucha atención porque, en este supuesto, en caso de impago de las cuotas la compañía suministradora nos reclamaría a nosotros la deuda. La compañía interrumpirá inmediatamente el suministro, pero las deudas acumuladas antes de esta interrupción la reclamarían a nosotros. Por todas estas razones, creemos más seguro optar por la tercera solución, que es cambiar de titularidad el contrato.

SOLUCIÓN C, CAMBIAR TITULAR EN CONTRATO:

Cambiando el titular del contrato de suministro a nombre de nuestro inquilino, sería el mismo a “arrastrarse” las eventuales deudas generadas, y la compañía suministradora se preocuparía de cobrarla a él y solo a él. De esta forma podemos despreocuparnos totalmente de que el inquilino pague o no las facturas correspondientes: todo sería problema que le afectaría a él directamente. El proceso de cambio de nombre es gratuito y rápido, y os resolvería muchos problemas.

El cambio de nombre de los suministros de agua y electricidad es completamente gratuito

CONCLUSIONES:

De las tres opciones mencionadas, se trata de ver cuál es la más cómoda para nosotros, no olvidándose que las facturas se pagan todos los meses (o, en algunos casos, cada dos meses), y que lo que al principio puede no parecer un problema a la larga si que puede hacerse pesado. En todos casos, en cualquier momento podrás llegarte a las empresas suministradoras y cambiar la modalidad de cobro de las facturas eligiendo una de las que hemos mencionado en este capítulo.

Si quieres obtener mayores informaciones sobre esta temática, puedes:

  • llamar al 670688719 
  • o contactar en este email : fran@viviendasenchiclana.com
  • o a través de nuestro Formulario de Contacto.
Déjanos tu comentario.

Por favor Deja un comentario sobre este artículo en el box aquí abajo. ¿le parecen útiles estos consejos? ¿Por qué? Tu opinión nos interesa.

Te aconsejamos especialmente la lectura de este otro artículo: Consejos para alquilar tu vivienda, 5º parte

ViviendasEnChiclana Tu Inmobiliaria de Chiclana 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *