Residencia para la tercera edad

Rendimiento y Beneficio en una Residencia de 3ª Edad.

La rentabilidad de una residencia para la tercera edad está en la gestión de esta residencia. Una buena gestión conlleva un alto rendimiento para el inversor.

Hay varios tipos de

residencias para lo que denominamos la 3ª edad pero que podemos englobarlos en 2 grandes grupos: Residencias con asistencia médica o geriátricos; y residencias sin asistencia médica destinada a facilitar unos servicios de ocio y calidad de vida para los residentes. Estas últimas son las residencias más rentables.

Dentro de estos dos grandes grupos existen muchas variaciones que mezclan asistencia media alta, baja o media con servicios de ocios alto, bajo y medio.  Aquí las alternativas proliferan y las formas de negocio son varias.

Sin embargo, sea cual sea el modelo de negocio a seguir en una Residencia de la 3º edad, el tipo de gestión es lo que genera beneficios.

Respecto a la gestión, lo primero que se debe tener en cuenta es la titulación requerida para ser gerente. Cualquiera titulación mínima de diplomado universitario de grado medio puede ser gerente de una residencia de la 3ª edad. Preferentemente en el ámbito de las ciencias humanas y sociales.

Dicho esto deberemos tener en cuenta que la atención a personas mayores en residencias geriátricas, centros de día, ayuda a domicilio, tele asistencia o alguna otra variedad se rige principalmente por la Comunidad Autonómica donde se sitúa.

Para inversiones mucho más pequeñas, mira este artículo de nuestro blog

A modo de resumen, vamos a distinguir entre las diferentes modalidades de residencia:

1.-  Según quién paga:

Residencia Pública, donde al pago efectivo de nuestro residente lo efectúa la Administración Pública, la Autonómica o la Local, y donde el usuario suele aportar aproximadamente el 80% de su pensión. En el caso opuesto estaría la Residencia Privada y ya finalmente estarían la Residencia Colaboradora o Acreditada, donde las plazas privadas y plazas publicas d entremezclan.

2.-  Según el número.

Aquí por parte de nuestra empresa establecemos varias categorías: residencias pequeñas que nosotros las consideramos un un máximo de hasta 40 plazas, residencias medianas que irían entre 40 y 100 plazas, residencias grandes que pasarían de las 100 plazas.

También podemos distinguir en éste apartado entre pisos tutelados donde viven un máximo de seis u ocho personas juntas, los pisos vigilados donde la persona vive en un apartamento propio, Clasificación por tipología de usuario.

Las dividiremos entre residencias para válidos – aquellas cuyos usuarios son independientes para las actividades de la vida diaria –, asistidos – los usuarios tienen dependencia física, funcional o mental y precisan ayuda para las actividades diarias – y mixtas – son las residencias que incluyen personas asistidas y válidas.

Los altos beneficios que generan las residencias para la tercera edad están motivando muchos inversores de todo el mundo

3.- Según las plazas de la residencia.

Donde se distinguen entre permanentes, temporales, diurnas o centros de día y plazas socio sanitarias, donde el residente ingresa en la residencia directamente desde el hospital.

Los gestores o empresarios de residencias no suelen cambiar de tipo de residencia. Es decir, lo habitual es que alguien que ya tiene una residencia Privada, en caso de querer montar una segunda, solicite una residencia privada con la finalidad de mantener sus criterios, ratios, costes, etc.

 Los Beneficios están en el Servicio

Veamos los servicios que ofrecen en una Residencia Geriátrica:

Manutención:

Cada usuario tiene una dieta acorde a sus situaciones específicas y enfermedades metabólicas como podría ser la diabetes, déficits en el aparato digestivo, etc. Por tanto, la calidad de los residentes y el tipo de plaza que ocupan en la residencia influirá directamente en nuestro resultado económico.

España es una nación muy interesante para jubilados extranjeros europeos

Salud pública y su atención:

Los trabajos más evidentes son las curas básicas que no haga falta pasar por un Centro de Atención Primaria (CAP) o por ejemplo la primera valoración al ingreso y la periódica periódicas a fin de detectar posible plan de actuación adecuado y o futuro. La higiene de los usuarios, la administración e ingesta de medicación o por ejemplo, la residencia deberá contar con un médico que controle a todos los usuarios del centro.

Readaptación a las actividades cotidianas y soporte familiar:

A todos nos gustaría al llegar a mayores poder disponer de la máxima independencia. Eso se basa el servicio, que iría desde la higiene diaria hasta comer, vestirse, etc. También se orientará a las familias sobre actuaciones y o medidas a realizar para evitar las barreras arquitectónicas.

Dinamización socio-cultural:

Se obliga a promover la realización de actividades socio culturales y que se promuevan y celebren fechas concretas como cumpleaños, etc.. El animador/a ha de ser contratado por la empresa por lo que dependiendo de la titulación del gerente podría ser el mismo director.

Otros servicios

Algunos dependiendo del tipo de centro podrían ser obligatorios y otros opcionales. Evidentemente, cuantos más servicios se ofrecen en una residencia geriátrica parece que debería haber más beneficios. Pero no siempre es así. Por lo que deberá ser objeto de estudio siempre antes de su implantación. Entre ellos destaca: Fisioterapia, Podólogo, Peluquería, Transporte, etc.

¿Dónde está la Rentabilidad?

¿Hago una residencia nueva o adquiero el traspaso de una residencia?

Una residencia nueva conlleva la única ventaja de elegir zona. Al mismo tiempo pero los inconvenientes si no somos grandes capitalistas son mayúsculos. Efectivamente, en estos casos la inversión no es amortizable antes de 10-12 años.

Una residencia en funcionamiento, y precio análisis por sus profesionales de confianza, es amortizable en unos 3-4 años. La clave en estos casos de la recuperación de la inversión estará en la capacidad con la que adquirimos la residencia. ¿Y cuánto vale una residencia en traspaso?

Pues como resumen diremos que una residencia privada tendrá un precio de venta inferior al de una Concertada o Colaboradora por la “seguridad” que proporcionan éstas en cuanto a ocupación y “cobro”.

El jubilado del norte de Europa es persona con alto poder adquisitivo

Tendencias del Mercado de Residencias de 3ª Edad.

La Administración española cada vez impone más requisitos. En particular en lo que se refiere al personal y los espacios. Por eso mismo, cada vez hay residencias más grandes y empresas o grupos de empresas invirtiendo en la construcción de residencias.

Parece pues, que la tendencia cada vez más es a hacer los centros sean más grandes. Pensemos que actualmente, la mayoría de residencias geriátricas de Barcelona ciudad no tendrían permiso para abrir si se solicitase ahora. Pero tranquilos, eso no quiere decir que no cumpla normativa o que puedan cerrarla próximamente. No se asuste el lector. Simplemente transmitimos la tendencia actual favorecida por la normativa cada vez más estricta al respecto.

Datos económicos a tener en cuenta:

Precio por Residente: de 1.400€ a 1.800€ de media. Dependerá también de la zona o población donde se sitúa la Residencia, de los servicios que se ofrezcan, de si es concertada o no, etc.

Costes de personal:

Para calcular la ratio de personal, hay que aplicar la siguiente fórmula: Número de horas de atención directa o indirecta, divido entre el número de residentes, y el resultado dividido por la jornada laboral anual.

Como resumen:

Núm de residentes Empleados para válidos Empleados para asistidos

Nº de residentes     Empleados para válidos            Empleados para asistidos

15 a 19                                  5                                                  9

20 a 24                                  7                                                 11

25 a 29                                  8                                                 13

Lo que sería aproximadamente: 0,25 para atención directa y 0,10 para atención indirecta.

Costes de manutención:

entre 2,5€-3€ por usuario y día.

Coste alquiler:

Un 15% sobre el facturado de la residencia un factor necesario en residencias de menos de 20 plazas.

Coste estructura:

para residencias de 20 plazas suele ser aproximadamente el 20%, y cumpliendo con éste requisito, es rentable.

Y entonces, ¿qué rentabilidad he de esperar? La respuesta es que la rentabilidad estimada para una residencia pequeña de 20 a 30 plazas se calcula entre el 15% y 20% del facturado. Y siempre y cuando sea para autoempleo. 

Evidentemente, para residencias más grandes la rentabilidad se verá principalmente afectada por distintos factores. El primer lugar el tamaño. Segundo la ubicación (no es lo mismo si ha de mantener edificio y jardines que únicamente edificio). Pero también servicios complementarios, etc. No por tener una residencia más grande esta será más rentable. 

Si usted se está planteando coger el traspaso de una residencia geriátrica, no dude en consultar nuestra cartera. Porque no es importante el precio, lo importante es saber qué rentabilidad real es posible obtener. Y la rentabilidad, como puede comprobar tiene mucho que ver con la calidad de la gestión de la residencia.

Si quieres obtener mayores informaciones sobre esta temática, puedes:

  • llamar al 670688719 
  • o contactar en este email : fran@viviendasenchiclana.com
  • o a través de este Formulario de Contacto.
Déjanos tu comentario.

Por favor Deja un comentario sobre este artículo en el box aquí abajo. ¿Te interesa este tipo de inversión inmobiliaria? Tu opinión nos interesa.

Te aconsejamos especialmente la lectura de este otro artículo: El precio de la vivienda en España

ViviendasEnChiclana Tu Inmobiliaria de Chiclana 

 

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *